spime project

Hablo de redes de objetos, internet de las cosas, spimes, cooperación, creatividad, artesanía

Gestión y control del registro en webs externas a través de Catch-all

| 1 Comentario

redes-sociales

Cada vez utilizamos más servicios online y suscripciones a webs que requieren un email para registrarnos. Usar siempre el mismo email no es la mejor idea, usar algún servicio de email temporal  te puede funcionar bien con algunos servicios, pero otros que utilizamos a menudo no son factibles con esta opción.

Si tienes un dominio propio, la manera más sencilla de llevar una buena gestión y control de registros es utilizando el Catch-all que podemos activar en la mayoría de servidores de correo.

Un Catch-all (literalmente “atrapa todo”) es una dirección de email un tanto especial, es un “cajón de sastre” que recolecta cualquier email enviado a un dominio, siempre que el destinatario del correo no exista en el dominio. Se suele utilizar para poder recibir emails aunque el nombre no este correctamente escrito, evidentemente, solo el texto antes de la arroba.

Con un pequeño ejemplo se entenderá mejor:

Tengo un dominio propio: www.midominio.com

Y tengo una dirección de email: yo@midominio.com

Creamos un email nuevo con la siguiente dirección: *@midominio.com

Ya tenemos el cath-all creado, el asterisco significa para el servidor “cualquier cosa” antes de la arroba, a partir de ahora si enviamos un email a nosotros@midominio.com o a otrapersona@midominio.com, llegará al buzon de *@midominio.com, en cambio, si el email existe realmente (yo@midominio.com), llegará a su propio buzón.

Una vez que tenemos configurado el cath-all, podemos usarlo para registrarnos en cualquier servicio web utilizando el nombre del servicio como nombre del email:

Me registro en la Wikipedia usando: wikipedia@midominio.com

Me registro en Twitter usando: twitter@midominio.com

Para darle un extra de seguridad o si en nuestro dominio existen emails de diferentes usuarios es conveniente añadir el nombre del usuario:

en vez de wikipedia@midominio.com usamos yo-wikipedia@midominio.com, manolo-wikipedia@midominio.com, etc…

El siguiente paso es reenviar los emails a cada uno de los usuarios añadiendo una regla en el buzón *@midominio.com en base al nombre de ese usuario en el email:

yo-wikipedia@midominio.com -> Añadir regla en *@midominio.com: Si contiene “yo” en el destinatario del email reenviar a  yo@midominio.com

manolo-wikipedia@midominio.com -> Añadir regla en *@midominio.com: Si contiene “manolo” en el destinatario del email reenviar a  manolo@midominio.com

Ahora que ya tenemos  configurado el   catch-all, nos podemos registrar en cualquier servicio externo que se nos ocurra, si alguno de ellos nos empieza a invadir con spam o revende nuestros datos, sabremos quien ha sido y podremos actuar en consecuencia.

Finalmente solo nos falta mejorar la seguridad del Catch-all. Los spamer profesionales están encantados con las cuentas catch-all ya que son muy jugosas para ellos, para evitar que nos entre spam por esa cuenta, debemos activar la protección antispam, marcamos como spam cualquier email que contenga *@midominio.com como destinatario del email, ya que nosotros mismos no usamos esa dirección directamente, usamos sus variaciones, y los emails que generemos dinámicamente nos llegaran correctamente. Esta última opción se debe testear en el servidor de correo ya que en algunos servidores no funciona correctamente  y nos activa como spam no solo el Catch-all sino todos los emails generados dinámicamente.

Un Comentario

  1. Pingback: Gestión y control del registro en webs externas a través de Catch-all

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.